Desde un vehículo hasta la más amplia flotilla. Desde una pequeña oficina hasta la más grande industria, todo tiene valor y forma parte de nuestro patrimonio. Siempre nos enfocamos en generar rentabilidad para adquirir bienes y mantener y hacer crecer nuestros negocios.

 

Debemos crear consciencia de que una eventualidad puede desestabilizar y hasta provocar una quiebra financiera. 

 

Estas eventualidades deben ser cubiertas a través de un buen programa de seguros con pólizas y coberturas aplicadas al giro, entorno y necesidades, como son:

 

  • Pólizas Todo Riesgo o de Riesgos Nombrados
  • Pólizas de Vehículos de Motor
  • Pólizas para Equipos y Maquinarias
  • Pólizas especiales para Inventarios y Transportes
  • Pólizas de Responsabilidad Civil General y Profesional
  • Fianzas para cubrir Desaparición, Deshonestidad y Destrucción de Dineros y Valores
  • Fianzas Comerciales, de Construcción y Aduanales.
  • Pólizas especiales para Casas, Villas y Condominios
  • Pólizas para Artículos Valiosos, Joyas y Obras de Artes
  • Pólizas para Naves Aéreas y Marítimas
  • Coberturas para Eventos especiales

 

Seguros de Propiedades